top of page

Aqui estan les que suben

artists residency coordination

public space intervention

 

organized by Laboratorio Lupa

Municipio B, Montevideo, Uruguay

 

in collaboration with/contributions by

Ana Agorio

Santiago Badt

Francisco Cunha

Colectivo Baldío

Pinches Artistas + Tribu Espacio Cultural 

Taller Uruguayo de Música Popular (TUMP)

guest - Francesco Carreri 

20231115_113322.jpg

The provocative assumption of the project is that Palms trees do not surprise, do not provide refuge, do not allow us to hide, they have no branches for shade;

It is a tribute to one of the elements that give life to the city of Montevideo and that often go unnoticed by the vast majority of neighbors, visitors and flâneurs who cross the city.

From a consciously homocentric perspective, palm trees lack urban uses other than the aesthetic contour of a bourgeois public space. Because of this the project invites residents to lift objects, functionalities, needed and not needed tools, and experiment with the vertical usage of the public space. 

Il progetto di coordinamento tra numerosi artisti e residenti della città storica di Montevideo rende omaggio a uno degli elementi simbolo della città. Da una prospettiva provocatoriamente antropocentrica le palme sono utilizzate per la colonizzazione dello spazio pubblico verticale. 

Grazie ad un sistema di 20 carrucole ad oltre 20 metri residenti e partecipanti sono invitati a sollevare oggetti con  funzionalità disparate, utensili necessari e non necessari.

20231117_180300.jpg

?Para que sirven las palmeras? es un homenaje a unos de los elementos que dan vida a la ciudad de Montevideo y que muy suelen pasar desapercibidos para la gran mayoría de vecines, visitantes y flâneurs que cruzan la ciudad.

No dan asombra, no dan rifugio, no dejan esconderse, no tienen ramas; desde una perspectiva conscientemente homocéntrica las palmeras faltan de usos urbanos que no sea el contorno estético de un espacio público burgués

Como elemento punctuales son sinificadoras de significados todavia no comprensible.

Fueron pensadas para adornar los paseos y los caminos de ramblas y avenidas; para paseantes sin paradas, ciudadanos sin necesidades y corridas sin obstáculos.

Pues en la ciudad, lo importante es moverse. Horizontalmente.

Con demasiada frecuencia la libre circulación de personas ha sido exaltado como un principio en sí mismo. como la línea progresiva continua de humanos, de socialismo, igualdad y democracia.

En otras palabras horizontalidad y movilidad son marcos sesgados.

Mientras tanto, bajo nuestra mirada directa, las ciudades crecieron verticalmente, la escala social ya no funcionaba y lo único que nos queda es una lucha competitiva entre los escaladores sociales.

No existe una verdadera horizontalidad, la lucha por llegar a la cima de la pirámide tiene sólo unos pocos ascensores disponibles.

O mejor dicho pareciera. Pues el tiempo de las Pirámides ya se acabò es tiempo de Palmeras.

Para una la verticalidad explorada desde abajo hacia arriba y, obviamente,democráticamente.

La propuesta de les residentes se estructura en la proposición política de que el derecho a la verticalidad sea el núcleo del problema.

El trabajo se organiza con el objetivo de generar un espacio urbano deseante que pueda co-movilizar formas de subir arriba las necesidades y los sueños de les que participan.

Podemos transformar las palmeras con un uso efímero y lúdico en ascensores públicos?

Una infraestructura urbana nueva y vieja al mismo tiempo; una invitación a reflexionar sobre una ingeniería vertical low tech con el deseo de transformar la ciudad literalmente bottom-up.

bottom of page